GRISÁLIDA

GRISÁLIDA - Social

domingo, 11 de febrero de 2007

El aborto no es opinable (II)

En la primera parte de este artículo traté de argumentar por qué no es opinable la práctica del aborto. En la segunda, me quiero referir directamente a la noticia de la que surgen estos comentarios, el referéndum de Portugal sobre la 'ley de la interrupción voluntaria del embarazo', eufemismo de aborto. Lo primero que hay que preguntarse es por qué necesitan los políticos portugueses llevar a referéndum precisamente la ley del aborto. La votación popular, en el mejor de los casos, solo puede ofrecer la proporción de opiniones o posturas morales respecto al aborto. Una postura que, obviamente, hubiera sido distinta hace veinte o treinta años en caso de haberse hecho una consulta general a los ciudadanos -como ya se hizo en 1998 con victoria del 'no'- pero no porque hayan aumentado los conocimientos médicos de la población, sino porque las tendencias ideológico-éticas han cambiado. Es decir, un problema, que para quienes son favorables al aborto es únicamente científico, tienen que resolverlo los ciudadanos, sin conocimientos suficientes sobre los que basar su decisión. Por tanto, en su mayoría emitirán una opinión. Una opinión, que quizá, esté influida por sus tendencias políticas, dado que los dos principales partidos mantienen posturas contrarias y han hecho campaña para defenderlas. Y ya puestos, si tampoco logran entenderse en materia económica, la siguiente consulta podría ser, por ejemplo, sobre los porcentajes de aumento de la inversión en I+D del próximo ejercicio. No sé por qué iba a ser más compleja la macroeconomía que la biología.



En realidad se trata de un problema de fondo y se llama hipocresía. Es más sencillo dejar un asunto tan delicado en manos de los votantes que ser señalado como ejecutor de una ley siempre polémica o como represor de la mujer. Hasta tal punto llega el absurdo, que lo que se pregunta a los portugueses no es ya sólo su opinión sobre el aborto como práctica, sino incluso, el momento en que la interrupción del embarazo les parece oportuna, ética, aconsejable... Como si una ciudadano de a pie supiera la difencia que existe desde el punto de vista biológico entre un feto de nueve semanas y uno de diez semanas. Porque, como ya expuse en el artículo anterior, ni siquiera la comunidad científica internacional se pone de acuerdo. Veamos algunos ejemplos: en Gran Bretaña, el aborto es libre dentro de la primeras 24 semanas, mientras que en Alemania, Francia e Italia lo es en las primeras 12, y lo que se propone en Portugal es que lo sea en las primeras 10. Como si los fetos alemanes cobrasen vida humana antes que los ingleses pero más tarde que los portugueses.

Un apunte más para demostrar la doble moral de la que hacen gala los 'hombres de estado'. En algunos países -antes mayoría- existen condiciones para la práctica de un aborto. La violación, la malformación, el síndrome de Down, etc, son motivos por los que se permite la interrupción del embarazo dentro de un determinado número de semanas, distinto en cada país. Y he aquí lo escandaloso. Si el feto no es considerado ser humano con todos sus derechos hasta, pongamos, la duodécima semana, ¿por qué no se permite el aborto libre? Y si por el contrario sí se le considera un ser humano, ¿acaso cualquiera de los supuestos enumerados justifica el asesinato? Si es así, no habría que poner límite temporal, de hecho, se podría ejecutar al bebé incluso después de nacido; eso ya lo inventó el nacismo para mayor gloria de la raza aria. El argumento -y perdón por la inmodestia- es sencillo e irrrefutable.

4 comentarios:

Expedito dijo...

Antes que nada Felicitarte por tan maravillosa iniciativa, tanto por el blog como por el tema que has tocado. Sobre esa cuestión poco tengo que añadir porque me parecen muy acertados tus argumentos, tan solo me gustaría añadir unas décimas que sobre el aborto tengo cantadas por dos verseadores de Puerto Rico, es en un disco de decimanía en el que le cantan a la madre, y con ellas me despido no sin antes volver a felicitarte, mandarte un abrazo a tí y a tu familia.

ESA MADRE QUE YO ADMIRO
LA QUE SUFRE LLORA Y RUEGA,
QUE POR SUS HIJOS ENTREGA
HASTA EL ÚLTIMO SUSPIRO.
ESA JOYA ESE ZAFIRO
Y SOL DE UN AMANECER
ES ESA QUE A MI ENTENDER
NO COMETE LA LOCURA
DE NEGARLE A UNA CRIATURA
EL DERECHO DE NACER.

LA MUJER FÉRTIL QUE MATA
A UN HIJO POR DESVARÍO
PIERDE EL MEJOR DESAFÍO
DE LUCHA EN SU ESCALINATA.
SU PROPIO CUERPO MALTRATA
Y SE ENCIERRA EN SU MISTERIO,
VIVE COMO EN CAUTIVERIO
EL FINAL TRISTE QUE ATERRA
PORQUE HABITÓ EN ESTA TIERRA
SIN CUIMPLIR SU MINISTERIO.

gorililla dijo...

Completamente deacuerdo con usted. Creo que ha expuesto el problema con una claridad meridiana. He llegado a su pagina a traves de Soy fisico y catolico pa mas inri, cuyo autor defiende sistematicamente posturas contrarias a las de la Iglesia catolica.
En fin, le reitero mi enhorabuena y a partir de ahora acudire a visitar su pagina

Armando Vallejo Waigand dijo...

Muchas gracias por sus comentarios 'gorililla'y expedito

Pablo Cobreros dijo...

Estimado Armando,

resulta que, como gorililla, yo he llegado aqui del blog del fisico catolico (como apunta gorililla, no se que le queda de catolico). Como en el caso de la eutanasia, no creo que sea justificable sin poner tasacion a la vida humana, sin pensar que hay vidas dignas de ser vividas y otras no. Hace aproximadamente un mes fallecio un tio mio sindrome de down. El caso es significativo porque en el funeral habia multitudes. El grupo que mas me impresiono fue el de unos chicos que estan intentando quitarse de la droga. Estaban todos, con su aspecto demacrado, tremendamente dolidos por la perdida. Mi tio, la vida de un hombre que actualmente muchos juzgarian que es una vida que no merece ser vivida (sin darle la oportunidad), hizo mas amable la vida de muchas personas, todos los que estabamos ahi, hizo mas amable la vida amable a personas para las que la vida es tan dura, como esos chicos de la droga. Un saludo
pablo