GRISÁLIDA

GRISÁLIDA - Social

jueves, 14 de junio de 2007

Final feliz

En su día escribí sobre la huelga que estaba viviendo junto con mis compañeros en la Televisión Canaria. Entonces recibí apoyos de varios de los lectores de este blog a través de sus comentarios, incluso algunos lo mencionaron en sus propias bitácoras, así que es justo que, una vez finalizada y a punto de firmarse un acuerdo satisfactorio con la empresa, vuelva a referirme a ello para hacer público el desenlace del conflicto, máxime cuando en esos momentos temía por las consecuencias.

_________________________________________________________

Los últimos días fueron especialmente duros. Los expedientes disciplinarios comenzaron a llegar al personal y las deducciones de las nóminas por los días de paro hacían mella en las economías familiares. Pero aún así, se podía notar en todos la firme convicción de que las reinvindicaciones eran justas, y por lo tanto, que antes o después llegaría la mediación política necesaria para desbloquear las negociaciones. Eso nunca sucedió. Una tras otra, las distintas fuerzas políticas se fueron desmarcando tras escenificar ante los medios de comunicación su honda preocupación, incluidos los partidos de izquierdas, cuyos manuales ideológicos incluyen la defensa prioritaria de la clase obrera, siempre y cuando no entorpezca la estrategia política en vigor, deberían añadir. Y cuando la huelga amenazaba con pasar a ser indefinida, con el consiguiente coste laboral y económico, insostenible para muchos, llegó el milagro. La inesperada intervención del comité de empresa nacional y representantes de la compañía madre del grupo, permitió alcanzar un acuerdo que, sin ser el deseado, prorporciona importantes mejoras en el nuevo Convenio Laboral que se suscribirá en breve. No les cansaré con los detalles pero merece la pena destacar la conversión de todo el personal eventual a indefinido dentro de unos plazos marcados, algo que constituía una de las reivindicaciones innegociables por parte de los trabajadores. Y quiero destacarlo porque es una de mis grandes satisfacciones tras estas difíciles semanas. Es la demostración de que en esta sociedad del 'sálvese quien pueda' a veces surgen acciones desinteresadas y comprometidas en las que unos ponen en juego sus propios beneficios por el bien de otros. Me alegro de haber formado parte de una de ellas. Es un motivo para la esperanza en nuestras sociedades consumistas occidentales.

No ha habido represalias y todo apunta a que no las habrá tampoco en el futuro -en el propio acuerdo final así se establece por las partes- , se mantuvo el consenso de los trabajadores hasta el último día de huelga y la actividad profesional que desarrollamos crece en dignidad. Ojalá no hubiera hecho falta acometer la que a la postre se ha convertido en la huelga más larga de un medio de comunicación en España.

...Y de los políticos, nada más se supo. Están demasiado ocupados repartiéndose Canarias.

10 comentarios:

Nazaret dijo...

¡Me alegro muchísimo! Sobretodo por tí, que te tenía bastante afectado toda esta situación.
Es curioso, porque hasta hace unos segunditos me estaba preguntando como te iría con la huelga. De pronto me da por entrar en tu blog y me entero de esta magnífica noticia.
Un abrazo y espero verte pronto.

hna josefina dijo...

Muy bueno tu blog!
No lo conocía. Por supuesto que volveré. Y gracias por tu visita.

Arleqino dijo...

gracias por la recomendación. Sartre es un autor al que respeto mucho aunque no lo tengo tan leído. no conozco la obra ke me dices así que trataré de encontrarla. ¡se agradece! por lo demás, es cierto, tengo una vivencia religiosa: se llama politeísmo. me nació luego de un cuidadoso ateísmo y tras descubir que este mundo está poblado de otros mundos.

te dejo un abrazo y me alegra que hayas conocido mi blog. eres bienvenido siempre que gustes.

Miguelo, sc dijo...

Me alegra de que todo haya acabado bien. Una huelga es una situación incómoda en la que se inestabiliza hasta lo que parece más estable. Pero hay veces -y para un cristiano, casi es norma de vida- en que hay que renunciar a las propias seguridades para buscar la superación de situaciones injustas.
Felicidades y ahora, también, mucho ánimo

Armando Vallejo Waigand dijo...

Nazaret, gracias. Es verdad que no ha sido agradable, pero al final me quedo con la sensación de haber hecho lo que debía.

Hna. Josefina: gracias por la visita y los elogios al blog.

Arleqino: gracias por la visita y por tu invitación.

Muchas gracias Miguelo por tus palabras, los ánimos y las felicitaciones. Significan mucho para mí.

Daniel Mercado dijo...

Armando: Pues me alegra saber que este tema haya tenido un desenlace aceptable. Tu acotación respecto a los políticos es acertada, están preocupados por otras cosas, demuestran lo importante que es la política, pero también la urgencia que hay por regenerarla.

álex dijo...

Armando, admiro de todo corazón la valentía con la que nos hablas de tu ser cristiano y das testimonio de lo que te mueve bien adentro. Que un rostro público como tú opte tan radicalmente por compartir la fe que le da sentido a través de un medio tan abierto como Internet tiene un mérito verdaderamente especial.

Y leer esta noche cómo un cristiano (como tantos otros silenciados) se implica, se moja, se mueve en la brecha y se pone en vanguardia para defender la justicia, la dignidad de los trabajadores, el respeto a las personas sobre los intereses de las empresas... me ha recordado, una vez más, que estamos llamados a construir una sociedad más justa en cualquiera de nuestros ámbitos más cotidianos. Que hay que gastar la vida para que el Reino venga.

Gracias, de corazón.

¡Un abrazo!

Mariluz Barrera González dijo...

Armando,

me encantas, me encanta leerte, disfruto mucho la frescura de tus palabras... "y de los políticos, nada se supo..demasiado ocupados repartiéndose canarias"...no pude evitar una enorme carcajada.

TE FELICITO Y FELICITO A TODOS TUS COMPAÑEROS, el trabajo en equipo es lo que necesita una sociedad entera para alcanzar grandes logros, trabajando cada uno desde sus trincheras se logran cosas pero muuuuy lentamente... es juntos como lograremos mas y como les demostraremos a nuestros gobiernos, a nuestros jefes, a las instituciones, etc.etc. que sabemos lo que queremos, que lo tenemos muy claro y que nadie nos va a engañar.

Ustedes lo demostraron y un pequeño sacrificio bien vale la pena si la recompenza es por el bien de muchos.

Te dejo un beso enorme y vengo a desearte un FELIZ DIA DEL PADRE, en mi país se celebra hoy, y tu eres un padre excepcional.

Todo mi cariño.

Armando Vallejo Waigand dijo...

Daniel: bien dices que la política es necesaria, pero a mi modo de ver, entendida como servicio a los demás, trabajando por el bien común. Y estoy seguro de que hay muchos de éstos, pero se les ve poco...Hay que insistir.

Alex: ¡cuánto me alegro de tu llegada a mi blog! Como ya te escribí, me encanta el tuyo y ya soy fiel lector. Por cierto, también yo 'te tengo localizado' a través de Google Reader' (un poco de publicidad, ya que disfrutamos de tantas de sus herramientas gratuitas). Muchísimas gracias por tus palabras. Otro abrazo de hermano para ti.

Mariluz: ¡eres un sol!, de verdad. La admiración es mutua querida amiga. Sin duda exageras, pero muchas gracias por tus palabras. Un gran beso desde Canarias.

JOSÉ GUTIÉRREZ dijo...

Enhorabuena Armando, para tí y para tus compañeros por el feliz desensalace de esta siempre incomoda situación. Que sea para bien.
Un abrazo.